El miedo a la hora de emprender

Compartimos esta nota que nos envió un miembro ASEA para nuestra comunidad.

Autora: Mayra Jazmín Mirabelli.

Coach Empresarial y Capacitadora / Transformación Organizacional. Mail: maymirabelli@gmail.com

___________________________________________________

¡Emprender! Una de esas decisiones difíciles de tomar, aunque también una de aquellas que va a generar un gran cambio en nuestras vidas. Muchos emprendemos pensando en no querer trabajar más por los sueños de otro, en querer organizar nuestros horarios o ganar libertades.

Emprender es un proyecto propio que va más allá de lo económico o profesional. Es una relación directa con nuestro futuro y está ligado con la forma en que nos vinculamos y gestionamos nuestros sueños y deseos. Es la visión que tenemos proyectada de nosotros mismos en un futuro, y que muchas veces se ve limitada o afectada por el miedo y la incertidumbre.

El miedo es una emoción base que nos acompaña toda nuestra vida para darnos aviso de que estamos saliendo de nuestra área de confort, nuestra zona de seguridad. La clave está en descubrir las habilidades que tenemos para potenciar y lo que tenemos a disposición para aprender y concretar nuestros sueños. A la hora de plantear el proyecto de negocio, uno de los desafíos más importantes a llevar a cabo es hacer un FODA exhaustivo de nosotros mismos como individuos para poner en palabras cuáles son las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

Para realizar el FODA alcanza con empezar preguntándonos: ¿Qué tengo a favor para llevar este proyecto adelante? Detectar nuestras fortalezas nos permite ganar seguridad y valorarnos como personas y emprendedores para pensar cómo nuestras fortalezas personales pueden apalancarnos en nuestro negocio. Poner a la vista las oportunidades que vemos, nos conecta con las posibilidades propias y del negocio para saber dónde estamos y a dónde queremos llegar. Estas son las fortalezas del entorno en que vamos a instalarnos. Hacernos cargo y responsables de las debilidades del proyecto y de nosotros mismos, nos planta en un lugar de aprendizaje que nos proporciona la humildad de abrirnos para cultivarnos como profesionales y así llevar a cabo el proyecto.

Y por último, hacer visibles las amenazas del entorno y la competencia, nos abren la mirada para poder apreciar los desafíos que hay que atravesar. Una vez vivido este proceso inicial, emprender se transforma en un camino para recorrer desde el disfrute, compromiso y aprendizaje.

Los invito a desafiarse y animarse a proyectarse a futuro; pero por sobre todo los invito a hacer realidad el sueño de emprender y ¡hacer lo que les apasiona!

> Sumate gratis a ASEA, una asociación por y para emprendedores, haciendo click acá.

Asociación de Emprendedores de Argentina. Sumate gratis a una asociación por y para emprendedores 👉 www.asea.org.ar

Asociación de Emprendedores de Argentina. Sumate gratis a una asociación por y para emprendedores 👉 www.asea.org.ar